Caso La Madrísima

La Madrísima es un viaje gastronómico a las raíces de la cocina mexicana.

La Madrísima es un viaje gastronómico a las raíces de la cocina mexicana. Un lugar donde los auténticos sabores, esos que solo puede crear el amor de una madre, te esperan en cada plato. Sarahí y Roberto, un dúo formado por padre e hija, dan visa a este viaje culinario sin igual. Cada creación gastronómica es una historia, cada receta es una tradición y cada bocado es una celebración de la herencia familiar que han preservado con esmero.

En La Madrisima, cada comida se concibe con la pasión y dedicación que solo puede nacer en una cocina de tradición familiar. El extenso menú está impregnado de recetas que han sido transmitidas de generación en generación, y ahora, con emoción, comparten estos sabores contigo.

La Madrisima Toledo

Existen proyectos que logran cautivarnos desde el inicio, y la historia de Sarahí y Roberto, fue uno de ellos.

Después de acumular años de experiencia en la industria de la restauración, con la exitosa apertura de un restaurante de cocina mexicana en Toledo, se encontraron enfrentando circunstancias personales que los llevaron a cerrar este primer capítulo. A pesar de este desafío, su travesía en el mundo culinario les otorgó valiosas lecciones y consolidó su propuesta culinaria distintiva, la cual ya había sido reconocida: una fusión entre la cocina tradicional mexicana y una mixtología contemporánea.

En su búsqueda de resurgimiento, acudieron a nosotros en busca de orientación para dar forma a su visión, dotarla de una identidad gráfica sólida y llevarla a la realidad. Nuestro reto era infundir a su nueva marca con una personalidad que capturara a la perfección toda la riqueza de la tradición y el meticuloso enfoque en los detalles que caracterizaba su cocina. Una cocina que se nutría de sabores y recetas transmitidas con amor a lo largo de generaciones.

Valores de marca

La creación de un nombre es un ejercicio de creatividad y técnica, que debe ser capaz de describir los valores que nos definen.

Cuando creamos «La Madrísima» pensamos en un nombre que rindiera homenaje a la madre mexicana, amorosa, cuidadosa y protectora de los suyos. Partimos de la expresión «Estar padrísimo» que significa «genial» o «fantástico». Jugar con esta idea de que algo que está «padre» (excelente) para transformarlo en algo que está «madrísimo» (mucho más que excelente). Esta conexión entre la satisfacción y la excelencia se alinea perfectamente con la percepción de una experiencia culinaria de alta calidad.

Además, el enfoque en «madre» agrega un componente emocional y reconfortante. La figura materna es a menudo asociada con cuidado, amor y tradición. Evoca imágenes de hogar y recuerdos de comidas preparadas con cariño por la madre, lo que resalta la conexión con los «sabores de casa». Esto agrega un nivel profundo de nostalgia y autenticidad a la marca.

La combinación de estos elementos crea una experiencia lingüística intrigante y atractiva. «La Madrísima» no solo es un juego de palabras ingenioso, sino que también sugiere un lugar donde la excelencia culinaria se entrelaza con la comodidad y el afecto maternal.

Partiendo de este concepto, desarrollamos una identidad gráfica que diera soporte y potenciara los atributos de tradición, junto con la diferenciación que teníamos en esta propuesta culinaria con la carta de mixologia más contemporánea.

La Madrisima

© 2023 Glowe. Todos los derechos reservados ​